Tintes de Pelo 

Hay 1 producto

El teñido del cabello se remonta a los tiempos de los romanos, época en la cual se tendía al oscurecimiento del pelo, según apuntan algunos escritos históricos. En sus inicios, la técnica de teñido se realizaba con tinturas naturales, siendo en el renacimiento cuando se comienza a utilizar tintes que aclaraban el pelo, volviéndolo rubio. Estamos ante una técnica muy antigua, que ha sido utilizada según la tendencia del momento y la aceptación o interpretación social.

Tipos de tintes de pelo

A día de hoy existen diferentes tipos de tintes para el pelo, la diferencia radica en los ingredientes utilizados y en el efecto final conseguido. De este modo, podemos distinguir los siguientes tipos de coloración:

Tinte Permanente:

Los tintes permanentes son aquellos cuya coloración no se va con los lavados, sino que el pigmento se queda fijo y de manera permanente en el cabello, su durabilidad puede alcanzar los más de 30 lavados, momento en el cual el color comienza a perder intensidad pero no se termina de ir, además pueden cubrir hasta el 100% las canas.

Son los conocidos tintes que se utilizan hoy día para realizar cambios de color duraderos, cubrir cabellos blancos, hacer cambios radi...

El teñido del cabello se remonta a los tiempos de los romanos, época en la cual se tendía al oscurecimiento del pelo, según apuntan algunos escritos históricos. En sus inicios, la técnica de teñido se realizaba con tinturas naturales, siendo en el renacimiento cuando se comienza a utilizar tintes que aclaraban el pelo, volviéndolo rubio. Estamos ante una técnica muy antigua, que ha sido utilizada según la tendencia del momento y la aceptación o interpretación social.

Tipos de tintes de pelo

A día de hoy existen diferentes tipos de tintes para el pelo, la diferencia radica en los ingredientes utilizados y en el efecto final conseguido. De este modo, podemos distinguir los siguientes tipos de coloración:

Tinte Permanente:

Los tintes permanentes son aquellos cuya coloración no se va con los lavados, sino que el pigmento se queda fijo y de manera permanente en el cabello, su durabilidad puede alcanzar los más de 30 lavados, momento en el cual el color comienza a perder intensidad pero no se termina de ir, además pueden cubrir hasta el 100% las canas.

Son los conocidos tintes que se utilizan hoy día para realizar cambios de color duraderos, cubrir cabellos blancos, hacer cambios radicales en el color. Hay distintos ingredientes que hacen que el pigmento penetre en la fibra capilar y se quede fijado de manera definitiva, el ingrediente más conocido es el amoniaco, pero existen otros que también puede realizar la misma función. Haciendo esta diferenciación podemos hablar de:

Tintes con amoniaco: Contienen amoniaco, una sustancia que hace que la fibra capilar se abra de manera que penetra más y mejor el pigmento.
Tintes sin amoniaco: Estos tintes utilizan otra sustancia distinta al amoniaco para que la cutícula de la fibra capilar se abra. Hoy día estos tintes se han puesto más de moda, ya que el amoniaco puede tener consecuencias nocivas para la salud. Pero debemos de tener en cuenta que de igual manera se utilizan otras sustancias químicas para realizar el trabajo del amoniaco en los tintes sin amoniaco. De cualquier manera todo dentro de un uso normal, no tiene por qué tener consecuencias.

Tinte Semipermanente:

Los tintes semipermanentes son aquellos cuyo pigmento se deposita sobre la cutícula de la fibra capilar, sin penetrar el interior de la misma, de ahí a que su durabilidad sea muy inferior, al igual que su poder de cobertura, el cual se sitúa en un 70% de los cabellos blancos. Este tipo de coloración no utiliza amoniaco ni peróxido, que son los ingredientes que hacen que la cutícula de la fibra capilar se abra para hacer penetrar el pigmento.
Habitualmente estos tintes tiene una duración de entre 5-6 lavados. Esto dependerá de la porosidad del cabello (el cabello debe de ser poroso, estar previamente teñido o decolorado)
Dentro de los tintes semipermanentes tenemos varios formatos, como son las mascarillas con color, los champús matizadores, determinados colores fantasía, otros productos matizantes.

Tinte Tono sobre Tono o demi permanentes:

Este tipo de tintes tienen un efecto ligeramente más potente que los tintes semipermanente. Esto es así porque se utiliza peróxido al 5% o 10%, por lo que poseen cierto poder aclarante, aunque sea casi imperceptible, de ahí el nombre de tono sobre tono. Con este tipo de tinte, a pesar de haber una acción química, esta no es tan radical, y por ello menos dañina para el pelo, a diferencia de la coloración permanente. En este tipo de coloración los tonos que se suelen ofertar son tonos naturales o de altura media, esto es así porque carecen de poder aclarante. Lo que aportan son reflejos, leves cambios, aclaraciones de hasta 1 tono, o se utilizan como activadores del color actual, etc.

Tintes en spray:

Este tipo de tintes, son muy utilizados entre coloraciones, cuando comienza a salir la raíz. Los diferencia de los demás en que su durabilidad es hasta el primer lavado, es una especie de maquillaje capilar, que lo que hace es maquillar la cana o raíz hasta que se realice el lavado del cabello. ¡Un producto muy útil y demandado!

Tintes de Pelo - Productos

Más

Colour is Color

Tinte Colour is Color permanente de la marca Eseuve Profesional, es un tinte con una alta calidad, y también en cantidad, de cosméticos naturales, entre los que destacan el aceite de jojoba, la queratina, el colágeno y la vitamina C. De hecho el fabricante, aconseja que una vez pasado el tiempo de exposición del tinte, el primer lavado del pelo se realice...
0 Comentario(s)
4,96 € 6,99 € -29%
¡Disponible!
Mostrando 1 - 1 de 1 artículo

¿Cómo aplicamos el tinte?

Para aplicar un tinte deberemos siempre seguir las instrucciones del fabricante del tinte a utilizar. Aún así, hay un modus operandis de manera común, el cual exponemos a continuación para aplicar el tinte en casa:

Herramientas que facilitan el trabajo de aplicación del tinte:

1. Bol para la mezcla de tinte
2. Peso de gramaje
3. Una paletina de tinte
4. Guantes desechables
5. Una capa desechable, o mantelina o cualquier toalla vieja o ropa que se pueda manchar de tinte.
6. Protector del tinte
7. Quitamanchas epidérmico
8. Tinte a utilizar
9. Oxigenada a utilizar.

Pasos a seguir

1. Lo primero que haremos es colocar la capa desechable (o sustituto), peinar bien el cabello, aplicar el quitamanchas epidérmico por todo el contorno de la cara y nuca. Y colocar los guantes.
2. En segundo lugar, vamos a preparar la mezcla de tinte. Para ello colocamos el bol (vacío) en el peso de gramaje, y lo encendemos, así nuestro peso estará a 0 para incorporar y obtener la cantidad real de tinte que necesitamos. A continuación, echamos la cantidad de tinte a utilizar y en la misma proporción echaremos la cantidad de oxigenada. Por ejemplo, para 60ml de tinte utilizaremos 60ml de oxigenada (el volumen de la oxigenada dependerá de la altura de color y tipo de tinte a utilizar). Ser lo más perfectos posibles en las proporciones y pesos de la mezcla es muy importante, por ello el uso del peso de gramaje. Las cantidades de tinte y oxigenada indicadas son las habituales (misma proporción 1:1, pero siempre hay que seguir las indicaciones del fabricante, dependiendo del tipo de tinte estas cantidades van a variar)
3. Una vez hayamos incorporado los productos, mezclamos muy bien con la paletina (si se tiene cocktelera de tinte también puede usarse) hasta conseguir una mezcla homogénea y sin grumos, que esté muy bien mezcladita.
4. Realizado lo anterior, comenzamos a aplicar el tinte realizando rayas con el peine o con la parte trasera de la paletina, a cada raya le aplicamos, con ayuda de la paletina, la cantidad de tinte necesaria para que la raíz se quede cubierta (no por más cantidad de tinte va a quedar mejor, hay que aplicar la cantidad necesaria, ni más ni menos, cubrir bien el pelo sin poner en exceso y sin quedarnos cortos de producto) Así por toda la cabeza.
La aplicación del tinte se comenzará de atrás hacia adelante, cuando no tengamos canas en la parte frontal. De esta manera el tinte no se va a oscurecer más en la zona alta de la cabeza por estar más tiempo aplicado. En cambio, si tenemos mucha cana en la parte frontal de la cabeza es aconsejable comenzar por aquí, así el tinte se mantiene más tiempo en esta zona y la cana se cubre mejor.
5. Una vez lo anterior, dejamos el tiempo de exposición indicado por el fabricante, normalmente 30 minutos. Antes de llegar a los 30 minutos (sobre los 20) es aconsejable masajear el cuero cabelludo emulsionando el tinte con un pelín de agua tibia, para que este se reparta mejor por todos los cabellos. Dependiendo del resultado deseado podemos extender el tinte aplicado en el cuero cabelludo hacia los medios y largos para reavivar el color.
6. Una vez pasado este tiempo, y realizado lo anterior, lavamos el cabello con el propio tinte, en un segundo lavado utilizaremos un champú hidratante y protector del color. Seguiremos con la aplicación de una buena mascarilla nutritiva para contrarrestar los efectos agresivos del tinte en nuestro cabello.

Algunas preguntas frecuentes

¿Son tan peligrosos los tintes con amoniaco?

El amoniaco es un compuesto químico cuya molécula incluye un átomo de nitrógeno y 3 de hidrógeno. Este compuesto es muy volátil tendiendo siempre a la evaporación. Se caracteriza por su fuerte e insoportable olor, pero hay que decir que hasta el ser humano es una máquina de fabricación en pequeñas cantidades de este compuesto. Además, debido a su volatilidad, esta sustancia se disuelve con mucha facilidad en agua.

En los últimos años se ha arraigado la creencia de que los tintes con amoníaco son altamente perjudiciales para la salud, pero esta creencia no es tanto así como se ha pensado. El proceso de fabricación de un tinte es el resultado de un proceso profundo de investigación y de pruebas y ensayo, lo que avala la no perjudicialidad del mismo para el ser humano en las cantidades presente en los tintes. Algo contrario sería que este compuesto estuviese incluido en grandes cantidades, algo que en este caso sí sería muy perjudicial.

Función del amoniaco en los tintes

La función del amoniaco en los tintes es la de abrir la cutícula para que pueda penetrar el pigmento del color dentro de la fibra de manera que se quede fijado el color en nuestro cabello. Una vez el amoniaco ha realizado su función desaparece revirtiendo la condición que ha creado para su cometido, esto sería, por ejemplo, cambiar el ph del pelo o hincharlo para la penetración del color, por lo que al revirtirse el proceso desaparece y no provoca daño alguno. En el caso de los tintes sin amoniaco también debe existir una sustancia que realice este proceso de penetración del color.

Por tanto, podéis estar tranquil@s con el uso de este tipo de tinte más convencional. Si queréis obtener un poco más de información podéis visitar la verdad del tinte con amoniaco de Wellalos pros y contras del tinte con amoniaco del blogdepeluqueria.com